La anécdota del ceviche


Un ceviche hecho en Alemania







Indice


Contexto


P ara entender la anécdota debo mencionar primero que cuando era niño, mi padre solía cocinar los fines de semana y de entre todos sus platos había siempre ceviche. A mi solo me gustaba comerlo pero no prepararlo. Desde la mañana hasta la hora de almuerzo, tenía la tarea de cortar, picar pelar y si no hacía nada, de quedarme viendo y esperando hasta que mi padre necesitara ayuda con algo.  Una vez pasada mi niñez nunca más volví a ayudar a preparar un ceviche.




El Ceviche salvó la semana

Preparando ceviche para vender en una ocasión en la cual necesitaba dinero

Ya cuando fui mayor, logré viajar a Alemania por medio de un intercambio de mi universidad y un profesor alemán, al que solo vi una vez en mi vida (de lejos), fue el encargado de recibirme. La Primera vez que nos vimos hablamos acerca del proyecto que podía elegir y procedí a obsequiarle una botella de Pisco acholado (en una botella de plástico de agua mineral) aludiendo que era de muy buena calidad ya que era artesanal. La respuesta del profesor fue un gracias que terminó con una pregunta: "¿Sabes preparar Ceviche?". Extrañamente moví la cabeza ligeramente y dije "yes, I can". Obviamente pedí ayuda a mi padre por correo electrónico y cuando llegó el momento el profesor alemán me llevo de compras y  calculo que gastó alrededor de 80 Euros.

Mi misión era preparar una fuente de Ceviche para la familia del Profesor y  entonces comencé a cortar, picar y pelar, me sentía como un cirujano en medio de una operación a corazón abierto y finalmente pasé la Prueba, aquella cena hizo que se me abrieran muchas oportunidades y posteriormente gracias al Ceviche peruano logré afianzar grandes amistades y conquistar corazones. 

un Ceviche hecho en Alemania con Ingredientes Limitados



Cocinar se volvió un hobby,que no me gustaría elegirlo de profesión porque se perdería la magia que siento cuando cocino con y para amigos.



Publicar un comentario

0 Comentarios