Carta abierta a mi Padre

Alejandro Huahuala Condori


PADRE

Tabla de contenidos

Tu partida



P adre, ya pronto pasará un año después de tu partida y casualmente hoy sería tu cumpleaños. El día que me enteré que estabas en el hospital realmente deseé que mejoraras y que todo no pasara de un simple susto. 

Aún así y pensando en lo peor no iba a dejar que pasaras un momento como aquel solo, a pesar de haber estado en Alemania y sin opción a poder regresar pronto por el aislamiento obligatorio. 

Todo lo que dije por teléfono fue con el corazón y aunque no te di un adiós porque siempre mantuve mi fe en tu recuperación, para mi nuestro adiós siempre será aquel día emotivo que me despediste en el Aeropuerto, por que es el mejor recuerdo tuyo que tengo de adulto.



Mis recuerdos



Tengo muchas anécdotas contigo padre, la mayoría de ellas son de mi infancia y lo más probable es que lo escriba en mi blog en algún momento. Es triste que no los recuerde todos pero siempre los llevaré en mi mente ya que son esas buenas vivencias las que ayudaron a formar mi ser.

Acerca de los malos recuerdos padre, ¿Qué podría decir?, probablemente hay muchos más que los buenos, pero afortunadamente los usé para fortalecerme y evitar cometer otros errores.



Nuestras Diferencias



Desde el momento en el que fui más consiente estuve en desacuerdo con tu forma de hacer las cosas y expresarte, probablemente limitaste mis habilidades en un momento de mi vida, pero afortunadamente tu ausencia después me hizo bien. Me apena darme cuenta de esto porque hubiera deseado tener una mejor relación contigo, sin embargo a pesar de haber expresado mi malestar nunca cediste.

Me pregunto si hubieron cosas que lamentaste, me imagino que si, como todos los seres humanos alguna vez lamentamos algo en algún momento. Tía dice que quisiste a tu familia siempre unida pero ella no recuerda tu apatía, tío llora tu partida a pesar de tu desapego e ironía. Todos opinan y creen algo de ti, yo prefiero pensar que hiciste lo mejor que pudiste y como a muchos de nosotros veías a tu antagonista todas las mañanas a través en el espejo. 

Prefiero no juzgarte como padre porque yo aún no lo soy, tal vez no sea necesario padre porque tal vez ya lo hiciste solo en la cama del hospital y pienso que esta es la principal diferencia que hemos tenido, yo he aprendido a pasar la página. Por eso nunca te faltó mis saludos en tus cumpleaños y festividades, por eso nunca te faltó mi afecto cuando nos topamos. Por eso no lamento mis acciones sino las tuyas, aunque me alegra saber que tuviste algunos chispazos de lucidez.



Lo que sigue



Padre dejaste un lio, heredaste tu antagonista a tu círculo cercano y temo que lo herede uno del mío. Como alguna vez te comenté creo más en la causalidad que en la casualidad, tal vez es la razón por la que estoy aquí y ahora como un escudo, no tengo idea pero el tiempo lo dirá. Siempre recordaré lo bueno que hiciste y lo ajeno lo tomaré como experiencia para crecer.



Feliz cumpleaños papá!




Fotos del recuerdo:

Alejandro Huahuala Condori, JOSE ANTONIO HUAHUALA OLAZABAL

Alejandro Huahuala Condori






Publicar un comentario

0 Comentarios