Work and Travel, mi experiencia


Viajar a los Estados Unidos


English French German Italian Dutch Russian


Introducción


Cuando estuve en la universidad a menudo escuchaba de estudiantes que viajaron a los Estados Unidos, Alemania, Francia e Inglaterra. En mi inocencia yo creí que se trataba de personas con el dinero suficiente para viajar en las vacaciones hasta que un día vi un reportaje sobre programas de trabajo para universitarios en el extranjero y en cuanto lo vi pensé que eso es lo que yo quería hacer al menos una vez en mi vida. 


Averiguando un poco encontré dos programas, uno conocido como “Work and Travel” en los Estados Unidos con el cual gracias a un contrato de trabajo se puede trabajar en casi cualquier puesto de trabajo durante las vacaciones de primavera y el otro programa “Au Pair” en Europa, el cual trata de un contrato para cuidar niños. Obviamente el programa de “Au Pair” tenía predilección por solicitantes femeninas por lo que me decidí por “Work and Travel”. Mi plan inicial era ir a Miami para trabajar en español, pasar las tardes en la playa y ahorrar lo suficiente para comprar mi primera laptop y cámara fotográfica, lamentablemente las cosas no salieron como yo pensé, sin embargo, fue un viaje con muchas anécdotas y aprendizaje. 


Debo aclarar que las situaciones que estoy describiendo son entre el 2008 y 2009, una época en donde tener una Web no era muy sencilla y que además aún no existían los teléfonos inteligentes, por lo que la mayoría de información la obtenía del “boca a boca” o por algunos foros de internet que ya no existen.


La vida antes del Teléfono Inteligente..


Buscando Agencias y aprendiendo inglés


Me decidí por la agencia del reportaje que vi, además preguntando obtuve muy buenas referencias. En realidad, lo intenté dos veces y la segunda vez fue la vencida. 


Primera vez: En ese momento estaba ya en el segundo año del instituto de idiomas y pensé que no sería un gran problema el aplicar. Sin embargo, después de la entrevista en inglés me dijeron que mi inglés no era suficiente y que si volvía a pagar me darían una nueva oportunidad para ser evaluado por lo que decidí esperar y seguir mejorando mi inglés.


Segunda vez: Después de un año volví a aplicar en la misma agencia y logré pasar la entrevista, pero me advirtieron que debía seguir practicando mi inglés porque podría tener en la entrevista con los empleadores. Y sí la agencia no me asignaba una agencia, sino me brindaban la invitación a una feria de empleadores. Al final mi destino terminó siendo Destin en Flórida, lo que me alegró mucho porque pensé que en Florida casi todos hablaban español. Me imaginé trabajando en español sin tener muchos problemas, nada de esto ocurrió porque todo fue en inglés, por suerte antes de mi viaje aparte de visitar del instituto de idiomas tomé clases particulares para mejorar mi pronunciación, cuando llegué a Estados Unidos no sentí que pude comunicarme muy bien en inglés, pero tampoco quería imaginarme como la hubiera pasado sin esas clases particulares. 


Algo interesante que tengo que mencionar y espero que aún siga siendo igual en la actualidad, es que como extranjero legal tuve la oportunidad de tomar clases de inglés en la universidad de la localidad sin costo adicional. No estoy al tanto si esto es o fue un estándar en todas las universidades, pero si alguien tiene información de esto, por favor déjenlo en los comentarios.



¿A dónde ir?


El elegir un lugar es como jugar la lotería, en mi caso mi plan inicial era viajar a Miami y no me hubiera importado trabajar en algún puesto de trabajo difícil pero no encontré ninguna opción y, es más, ningún empleador me eligió para trabajar y me quedé en el aire por una semana. Hasta que por azahares del destino logré obtener un contrato de trabajo gracias a un amigo. 


Está claro que decidí viajar a Estados Unidos en el peor momento porque el 2009 era el año con problemas económicos en el país, sin mencionar que también era el último año de mi status como estudiante, así que era “en ese momento o en ese momento” por lo que vi en Destin el “Miami prometido”.



Buscando trabajo


El primer empleo redujo las horas de trabajo casi a cero y por poco me quedaba sin dinero de no ser porque encontré otros empleos eventualmente. Seguramente muchos se imaginarán que busqué en los diarios, pero no, gracias a buenos amigos me enseñaron a hacer mi peregrinaje, el cual consistía en salir a las 8 am. y caminar cerca de 2 o 3 horas de tienda en tienda llenando aplicaciones por un puesto de trabajo. Finalmente logré encontrar un empleo en 3 lugares diferentes a pesar de haber de que el país tuvo un año muy bajo económicamente. 


Obviamente he tenido muchas anécdotas en los trabajos, pero los reservaré en una próxima entrada referente a trabajos en el extranjero.



El día que casi no la cuento


Entre tantas anécdotas, las cuales reservaré para temas puntuales. Hay algo que me marcó para toda la vida y que recuerdo en algunas ocasiones. En 2009 cuando ya estaba trabajando casi todo el día recibí una invitación por parte de un amigo chileno para ir a una reunión con un grupo de estudiantes que también habían viajado con el programa “Work and Travel”, recuerdo que aquel día tuve un accidente con mi bicicleta y tuve que cargarla por cerca de una hora hasta mi alojamiento, en verdad tenía muchas ganas de ir a la reunión con el grupo de chilenos que encontraba en la lavandería, pero ese día preferí quedarme en casa y de hecho el amigo que me invitó también declinó porque aquel día llovió. 


Al día siguiente nos llegó la noticia que Dannie Roy Baker un residente de Pensacola, salió a disparar a quemarropa a la casa donde el grupo de estudiantes tenía una reunión, lamentablemente fallecieron dos estudiantes Racine Balbontín y Nicolás Corp. El día que me enteré recuerdo que cerré la puerta de la casa con llave y puse una silla en la entrada porque en verdad me sentí inseguro. 


Es verdad que no viví la tragedia directamente pero no he dejado de pensar que hubiera pasado si aquel día no hubiera tenido el accidente con la bicicleta o si hubiera decidido ir a esa reunión a pesar de ese día largo. Me hace pensar en la vida y la muerte, pensar en lo agradecido que estoy con la vida por las pequeñas cosas.








Conclusión


A pesar de todo el programa “Work and Travel” en mi opinión es una muy buena opción porque tiene muchas ventajas como mejorar tu inglés y ganar algo de dinero mientras tanto. Al final de mi viaje si logré comprar mi primera laptop y cámara fotográfica, pero lo que más valoro es la experiencia que gané, porque la persona que regresó no fue la misma que partió.





Publicar un comentario

0 Comentarios